21 países en II Congreso Internacional Pro-Vida

En la clausura del II Congreso Internacional Pro-vida, celebrado en Lima, los representantes de 21 países suscribieron la “Declaración de Lima”, en la que exhortan a los gobiernos a contemplar una agenda social de desarrollo que incluya el respeto irrestricto a la vida humana y la familia. Los participantes recordaron que “el derecho a la vida es el primer derecho humano que debe ser respetado y protegido desde el momento de la fecundación hasta la muerte natural, tal como lo reconoce la Convención Americana sobre Derechos Humanos”. “La primera responsabilidad de los gobernantes es defender incondicionalmente la vida de cada ser humano y reconocer que la familia basada en el matrimonio de varón y mujer, es el espacio natural para que se nazca y se eduque todo ser humano”, resalta el documento. Por su parte, los jóvenes participantes del Primer Simposio Juvenil Pro-vida -que se desarrolló en paralelo al Congreso- expresaron su compromiso de vivir el amor auténtico, buscando siempre el bien de la persona amada y no satisfaciéndose a costa de ella. Indicaron que en esta etapa de sus vidas, necesitan aprender a ejercer el dominio de si mismos para vivir en plenitud su juventud y no comportarse como si estuviéramos casados sin estarlo.

Los comentarios están cerrados.