Aborto: luces y sombras

   Por Xusto Otero González
Las leyes del aborto españolas fueron aprobadas falseando el dato estadístico (la de 1985) o el consenso (la de 2010). El aborto es la primera causa de muerte en la España 2012. A mayor impostura se coloca a los abortados en estadística aparte, lo cual significa que el Estado no los considera humanos. De lo cual se concluye que el verdadero inhumano es el Estado. El ideal de igualdad tan pregonado quiebra de forma brutal al crear clases entre abortados: los Down vienen a ser los parias (9 de cada 10 Down no llegan a nacer). 
El 13 de diciembre de 2006, la ONU aprobaba la Convención de derechos de las personas discapacitadas. En España la norma entró en vigor el 3 de mayo de 2008 .En su aplicación Zapatero optó por la solución agresiva perfumada: reemplaza el duro adjetivo "disminuido" por el suave "discapacitado" y al tiempo confecciona la ley del aborto exprés que sitúa a los discapacitados Down en el mayor grupo de riesgo de ser abortados .
El 12 de mayo de 2009 el Parlamento de Galicia aprueba la ILP- Red Madre presentada por el Foro de la Familia para ayudar a mujeres embarazadas en apuros. Y en el DOG se publica la lei 5/2010 de apoyo a la mujer embarazada que ofrece una alternativa práctica al omnipresente aborto, el cual ha demostrado ser socialmente devastador, letal para el nasciturus y enfermo para la mujer al verse impactada por el cuadro clínico del síndrome postaborto. 
Lo que más pone la carne de gallina es que dos presuntas izquierdistas: Ana Pontón (BNG) y Laura Seara (PSOE) defiendan la opción más antisocial. ¿De qué vale lucir vitola de mujer liberada si luego gritan "Nós parimos, nós decidimos", genuino arquetipo de eslogan nazi? 

Los comentarios están cerrados.