Actualizar e intensificar la pastoral familiar”, exhorta el Cardenal Rouco

(Agencia Fides) – “No hay tiempo que perder para actualizar e intensificar la pastoral familiar” afirmó el domingo el Cardenal Antonio Mª Rouco Valera, Arzobispo de Madrid, en su alocución dominical en la cadena de Radio COPE. Para el Cardenal la verdadera familia se encuentra, al inicio del curso 2005/2006, en el epicentro de los problemas sociales y eclesiales. “Desde hace ya tiempo, casi inadvertidamente, ha ido germinando en amplios sectores sociales una ideología relativista sobre la familia, producto de la llamada “teoría de género”, que ha cuajado en una verdadera cultura antifamiliar” que está vaciando de su sentido constitutivo al matrimonio con lo que se dañan gravemente los fundamentos de la sociedad. “El vacío humano y espiritual – continua el Cardenal – que resulta de la destrucción de la familia en la existencia de los más indefensos, de los niños y de los jóvenes, suele ser procurado y buscado tenazmente por aquellas fuerzas sociales que pretenden ocuparlo desde el poder con el objetivo del domino y manipulación personal y comunitaria del hombre en contra de su conciencia libre y de su relación con Dios”. Ante el fenómeno de esta cultura antifamiliar, el Arzobispo de Madrid , pide a todos “tomar conciencia de las responsabilidades que incumben a la Iglesia en su conjunto y a todos los cristianos de promover con un nuevo impulso apostólico y con un decidido empeño pastoral la cultura de la familia en todos los ámbitos de la vida humana” pues “del bien y de la verdad de la familia aceptada y promovida sin fisuras por todos los cristianos va a depender el futuro de todos nosotros en la Iglesia y en la sociedad española”. En este sentido, advierte el Cardenal que todas las preocupaciones que atenazan a las familias hoy “deben ser nuestras preocupaciones pastorales preeminentes en este curso” desde las más íntimas hasta las más externas y materiales, como pueden ser el trabajo, la profesión y el acceso a la vivienda, pasando por la garantía del derecho a ser los primeros educadores de sus hijos en casa y en la libre elección de la forma de su educación moral y religiosa.

Termina el Cardenal Rouco su alocución recordando el Encuentro Mundial de las Familias que se celebrará el próximo mes de julio en Valencia (España) y que “significará sin duda alguna un estímulo y un valiosísimo apoyo apostólico para estos afanes” y confiando todas las familias a la Virgen para que formen hogares que sean verdaderos santuarios de amor y fuentes generosas de vida.

Los comentarios están cerrados.