¿Son felices los sacerdotes?

¿Cuáles son los trabajos más felices y los más odiados?
Según el ranking de «Forbes», el más gratificante es el de sacerdote, seguido por los de bombero y fisioterapeuta. El de director de tecnología, es el más impopular. El trabajo de sacerdote encabeza la lista de los 10 empleos «más felices» que ha confeccionado tras un estudio el Centro Nacional de Investigación de Opinión de la Universidad de Chicago y del que se hace eco la revista «Forbes» . Casi todas las profesiones consideradas más gratificantes comparten dos características: poca remuneración económica y entrega a los demás. 

Tras los sacerdotes encontramos las profesiones de bombero, fisioterapeuta, escritor, maestro, artista y psicólogo. La característica que comparten las profesiones que encabezan esta lista, es la poca remuneración económica y la entrega hacia los demás en el trato humano. 

El trabajo de párroco o sacerdote está en la lista como el trabajo que reporta más felicidad. Tras éste, el bombero. Un 80% de personas que ejercen esta profesión afirma sentirse «muy satisfechos» con un trabajo que implica ayudar a la gente. 

En tercer lugar, el fisioterapeuta, por permitir la interacción social. Le sigue el escritor, que a pesar de tener escasa remuneración, es un trabajo que permite mucha autonomía y lleva a la felicidad.

En la lista también figura el empleo de profesor de educación especial, maestro en general, artista (escultores y pintores), psicólogo, agente de ventas e ingeniero. 

El estudio revela también los empleos que causan más insatisfacción entre sus trabajadores. En esa lista podemos encontrar puestos de directivos con salarios elevados, pero menos trato humano. 

Encabezan la lista de los diez empleos que más insatisfacción producen los de Director de Tecnología de la Información; Director de Ventas y Marketing; Productor / Manager; Desarrollador Web; Técnico especialista; Técnico en electrónica; Secretario Jurídico; Analista de Soporte Técnico; Maquinista y Gerente de Marketing.

Los comentarios están cerrados.