"Yo vi la belleza de Dios", dice astronauta.

   (Gaudium Press) El astronauta italiano, Roberto Vittori, que conversó con el Santo Padre Benedicto XVI en mayo del año pasado, afirmó que "la belleza de la Tierra vista desde el espacio, la belleza de la naturaleza, del planeta azul tiene que ver con algo más allá de la ciencia y la tecnología".
Vittori hizo historia cuando el 21 de mayo de 2011, junto con otros 11 astronautas que estaban a bordo de la Estación Espacial Internacional conversaron a través de teleconferencia con el Papa.
Durante la videoconferencia Vittori, para mostrar al Santo Padre los efectos de la falta de gravedad usó una moneda, la misma que le había sido dada de regalo por el Papa, antes de su misión en el espacio y que traía acuñado el famoso fresco de la Creación de Michelangelo, que se encuentra pintado en el techo de la Capilla Sixtina.
Recordando aquel momento tan especial, el astronauta comentó a la agencia ACI: "Una videoconferencia es algo padrón en la Estación Espacial, entretanto, esa fue sin duda especial, (…) no solo por las cuestiones técnicas, sino por la belleza del escenario, así como también por la profundidad de los mensajes que podíamos oír por medio de la Radio Vaticana".
Comentó también que viajar en el espacio "es una experiencia que realmente captura los ojos y también el corazón", y hacer lo que hace es "tan único" que "cuando vuelve y piensa en lo que hizo, en general parece increíble, surrealista".
Roberto Vittori participó de la Conferencia "Espacio y Dios", organizada por la Agencia Italiana Espacial y la Diócesis de Roma hace pocos días.
Él todavía no sabe cuándo será su próximo viaje al espacio y si aún irá allá, "Creo que solo tengo que esperar y mantener la fe", concluyó.
Con informaciones de la Radio Vaticana.

Los comentarios están cerrados.