Arzobispo de Toledo desenmascara a detractores del Papa.

La misma actitud tuvieron con Juan Pablo II, con Pablo VI y Juan XXIII. Que era aburrido, anciano, polaco, opacado, etc. Abundan los que cuestionan por no saber de que hablan ni de quién. Es probable que lo entiendan cuando sean llamados al ocaso final, pero deberían buscar instruirse y pedir la virtud de la Fe. Pero el Señor Arzobispo de Toledo, Mons. Antonio Cañizares Llovera afirmó que las críticas de las que ha sido objeto el nuevo Papa Benedicto XVI en España, provienen de la ignorancia o de la dictadura del relativismo, a la que aludió el Cardenal Joseph Ratzinger en su última homilía como Decano del Colegio Cardenalicio. El Papa es «un hombre que no es autoritario, pero que tiene una gran autoridad moral», dijo el Prelado y aseguró que «es el hombre de la fidelidad al espíritu y a la letra del Concilio Vaticano II». Está «entre los mejores teólogos del último siglo» y que es «un hombre con clarividencia y con capacidad de penetración hasta el fondo de las cuestiones». Las críticas de las que ha sido objeto el Papa en las últimas horas, el Prelado recordó que «son las mismas y de los mismos que criticaron a Pablo VI y Juan Pablo II». Estos ataques «muy frecuentemente se hacen desde el desconocimiento de la persona y desde otros intereses que no son los de la fe». «Críticas que provienen de lo que él mismo advertía el lunes en su homilía, que es ese pluralismo desenfrenado y ese relativismo tan total que se convierte en una verdadera dictadura para el pensamiento y la cultura de nuestro tiempo», señaló.

Los comentarios están cerrados.