Arzobispo pide “cultivar los valores del espíritu”

Buenos Aires, 10 (NE – eclesiales.org) “A la Argentina no le faltan campos de trigo, ni pan en abundancia. Sin embargo, las cifras de la pobreza son alarmantes. Carece, por tanto, de corazones educados para vivir como pueblo laborioso, honesto y solidario.Por eso es tan valioso cultivar los valores del espíritu”. Así lo destacó el Arzobispo de Mendoza, Mons. José María Arancibia, al presidir la Misa con ocasión de la fiesta de San Cayetano. En su homilía, el prelado explicó que “el pan no es sólo el alimento material, la comida que permite subsistir, sino también, y más todavía, el alimento espiritual que no nos puede faltar, y que Dios ofrece sobre todo en su palabra y en su Eucaristía. Busquemos con ansia este pan, para tener vida en abundancia”. Asimismo, afirmó que la figura de San Cayetano “se torna modelo vivo para nuestro caminar. Hoy tenemos que llevarnos como imagen espiritual, la figura de un hombre contento de servir a Dios ante todo, y en cualquier circunstancia; dedicado con pasión a procurar justicia para los más olvidados, solidaridad para los más pobres. Vivir esos valores es posible en este mundo. En ellos se funda la felicidad más auténtica”.

Los comentarios están cerrados.