ATENTADOS CONTRA IGLESIAS EN MOSUL

Santa Sede.-El Santo Padre condenó los atentados contra iglesias cristianas de Mosul, Irak, e imploró para que «el querido pueblo iraquí pueda finalmente conocer un tiempo de reconciliación y de paz». Las acciones de violencia y terrorismo contra templos católicos y protestantes se están haciendo cada vez más frecuentes. El Papa se declaró asimismo «cercano espiritualmente a los fieles afectados por los atentados».

Los comentarios están cerrados.