La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) publicó ayer el texto bilingüe (inglés-castellano) del “Rito de Bendición de una criatura en el vientre materno” en inglés y español que fue aprobado por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en Roma. 

     La publicación, que puede descargarse gratuitamente desde la página web de la USCCB, fue hecha para coincidir con la celebración del Día de las Madres que en esa nación se celebra el segundo domingo de mayo. 

     El texto consta de 49 páginas, edición bilingüe, con versión para impartir la bendición dentro de la misa o fuera de ella, a una embarazada o varias, por un sacerdote o un diácono. Y con el detalle de extenderla al padre de la criatura. 

"La Iglesia -dice la introducción del rito- recibe con alegría y delicadeza a las madres que, al reconocer que toda vida es don de Dios, llegan a la Iglesia en búsqueda de una bendición para la criatura que llevan en su vientre. Esta bendición, que imparte gracia y consuelo, ayuda a los padres y a la comunidad parroquial a unirse en oración por las criaturas que aún están en el vientre y, a la vez, fomentar dentro de la sociedad el respeto por la vida humana".

     La bendición puede impartirse durante la Misa, por el sacerdote celebrante, o fuera de la Misa, por un sacerdote o, en su ausencia, por un diácono, según los ritos indicados. 

     Se puede usar este rito para la bendición de la madre, o de la madre junto con el padre, o en ocasión de una reunión de padres que esperan un hijo. 

     Como informa la web de los obispos católicos de los Estados Unidos, este recurso tuvo su origen en una petición del entonces obispo de Knoxville, Tennessee, monseñor Joseph Kurtz, ahora arzobispo de Louisville, Kentucky, al Comité de Obispos para Actividades Pro-Vida. 

     El comité preparó y presentó un texto a la comisión del Culto Divino de la USCCB, en marzo de 2008. El texto fue aprobado por los obispos estadounidenses en noviembre de 2008 y luego fue enviado a Roma para la aprobación final. 

     Una hermosa oración corona el ritual para la bendición en el vientre materno con las siguientes palabras: 

"Dios, autor de toda vida,

te pedimos que bendigas a este niño aún por nacer; 
dale una constante protección y un saludable nacimiento,
como signo de nuestro renacimiento, un día, 
al gozo de la vida eterna en el cielo".

"Señor, que has concedido a esta mujer el gran gozo de la maternidad,

concédele serenidad en sus preocupaciones
y dale decisión para guiar a su hijo por los caminos de la salvación".

Bendición del padre: 
"Señor de todos los tiempos, 
que has escogido a este hombre 
para experimentar el don y el honor de la paternidad, 
dale fortaleza en esta nueva responsabilidad 
para que sea ejemplo de justicia y verdad para su hijo".

Bendición de la familia: 
"Señor, derrama sobre esta familia un amor sincero y constante,

para que se preparen a recibir a este niño entre ellos". 

"Señor, que has puesto en el corazón de todos los hombres y mujeres de buena voluntad un gran respeto y admiración por el regalo de una nueva vida, haz que esta comunidad (parroquia), fiel a las enseñanzas del Evangelio, participe en la educación espiritual de este niño, en Cristo, nuestro Salvador". 

     Para descargar el texto bilingüe a color en formato PDF para uso de las parroquias, haga clic en este enlace:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *