Benedicto XVI: »redescubrir la belleza del domingo».

El Papa animó desde la Plaza de San Pedro a las parroquias y a los fieles a «redescubrir la belleza del domingo, Día del Señor , como hacían los primeros cristianos ya entendieron la importancia de la Celebración litúrgica del domingo «aún a costa de sus vidas, y así debemos hacer nosotros hoy». El Domingo es el día «en el que los discípulos de Cristo renuevan en la Eucaristía la comunión con El que da sentido a las alegrías y problemas de cada día». Benedicto XVI subrayó este domingo la importancia del amor, entendido como entrega sincera de uno mismo, porque es el gesto a través del cual «la persona humana, a imagen de Dios, se realiza». El Papa recordó que la Iglesia Católica celebra la festividad de la Santísima Trinidad, misterio que para «la teología cristiana sintetiza la verdad sobre Dios con esta expresión: una única sustancia en tres personas. Dios no es soledad, sino perfecta comunión», dijo el Pontífice, para quien «el misterio pascual revela que en el centro del cosmos y de la Historia está Dios mismo, amor eterno e infinito». Benedicto XVI saludó a los participantes en el Congreso Eucarístico que la Conferencia Episcopal Italiana celebra estos días en Bari, en el sur de Italia, y que el mismo clausurará el domingo próximo con una misa, lo que supondrá el primer viaje apostólico de su Pontificado.

Los comentarios están cerrados.