CARDENAL SODANO: ANUNCIAR EVANGELIO DE JUSTICIA Y PAZ

CIUDAD DEL VATICANO, 28 OCT 2004 (VIS).-El cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado, inauguró ayer por la tarde en la sede del Pontificio Consejo «Justicia y Paz», en Roma, el primer congreso mundial de organismos eclesiales comprometidos en la promoción de la justicia y de la paz, que se clausura este sábado. Según un comunicado hecho público ayer por la tarde, en el congreso, cuyo tema es «Anunciar el Evangelio de la justicia y de la paz», participan más de 300 agentes de dichos organismos, procedentes de 92 países, además de representantes de 15 conferencias episcopales regionales y de varias organizaciones internacionales. «A lo largo de su historia, la Iglesia -dijo el cardenal Sodano- siempre se ha comprometido, ya sea como institución que a través de sus fieles, en la promoción de la justicia y de la paz. Tenemos la responsabilidad de seguir este surco, anunciando el Evangelio de Cristo, que es Evangelio de justicia y de paz». Tras recordar que en la encíclica «Populorum progressio» (1967) Pablo VI dijo que «el mundo estaba enfermo», el secretario de Estado afirmó: «Desde entonces la enfermedad parece haberse agravado y se han multiplicado las injusticias y la violencia; basta pensar en los lugares donde la humillación se ha convertido en un sistema de vida; en las zonas en las que se expande la guerra, la guerrilla y el terrorismo; en los campos de prófugos; en los exiliados; en las discriminaciones raciales y religiosas; en los lugares de trabajo donde se tiene la impresión de ser usados como medios; en la falta de libertad política y sindical y en tantas situaciones en las que la no hay justicia y paz». El cardenal Sodano señaló que a pesar de este panorama negativo, «han mejorado las condiciones económicas, sanitarias, laborales, culturales y espirituales en muchas partes. Sin embargo, tantas personas están sometidas a una explotación inhumana y no pueden ser vistas únicamente como un dato estadístico que hay que estudiar de un modo frío: detrás hay seres humanos con su dignidad inalienable». En su intervención, el presidente de «Justicia y Paz», cardenal Renato Martino, puso de relieve que el objetivo del congreso es encontrar las vías más oportunas y eficaces para relanzar la acción pastoral de la Iglesia en la sociedad y poder afrontar los grandes desafíos actuales.

Los comentarios están cerrados.