Cardenal Zen en huelga de hambre

Desde la mañana del 19 de octubre, el arzobispo emérito de Hong Kong, cardenal salesiano Joseph Zen Ze-kiun inició una huelga de hambre de 3 días y 3 noches delante de la casa misionera salesiana, “Shau Kei Wan” de Hong Kong. 

Según informa la agencia salesiana ANS, el gesto del purpurado es en rechazo a la decisión que tomó la Corte Suprema en materia de educación. 

En 2004, el gobierno chino ordenó que los colegios que reciben ayudas estatales fueran dirigidos por comités independientes. La Iglesia advirtió que tal medida iba en contra de sus derechos sobre las escuelas católicas y presentó un recurso que fue desestimado por la Corte Suprema de Hong Kong. 

El cardenal Zen advirtió que si finalmente la Iglesia no puede tener el control sobre sus instituciones educativas, deberá renunciar por completo a las mismas, que es probablemente lo que desea la dictadura comunista.

La Enmienda a la Ordenanza sobre la instrucción del 2004, implica introducir en la gestión de los institutos escolares un comité organizativo que valore el proyecto de las escuelas, del cual participarían -además de los padres de familia y los estudiantes-, personas fuera de la escuela, comprometidos con el gobierno, corriendo el riesgo de desviar la propuesta educativa de las escuelas. 

La ley ofrece diversos beneficios, principalmente económicos, a las escuelas que colocan en acto la ordenanza, y según el gobierno permitirá una mayor trasparencia y una mejor democracia. 

Antes de iniciar la huelga el cardenal Zen Ze-kiun realizó una conferencia de prensa dando los motivos de su gesto. Después de agradecer a los numerosos benefactores que por muchos años sostuvieron la educación católica y de tantos misioneros que han enseñado el prelado declaró: “Lamentamos que nuestro reclamo no sea reconocido. Nos duele pero no nos desespera. Dios es el Señor de la historia”. 

El cardenal Zen Ze-kiun, de 79 años de edad y afectado por un disturbo cardíaco, precisó que no obstante la huelga de hambre en estos tres días tomará líquidos y hará la comunión diaria. Trabajadores sanitarios permanecerán con el cardenal para monitorear sus condiciones. 

Es de hacer notar, -informa ANS- que en los últimos días en varios blog se informó maliciosamente de las sumas de las donaciones recibidas por el cardenal Zen Ze-kiun en estos años. En la Conferencia de prensa el cardenal respondió también precisando cuáles fueron los fines a los que fueron destinadas las contribuciones.

Los comentarios están cerrados.