Catequista en una Parroquia de Bagdag

Bagdad (Agencia Fides) – «Nos alegramos mucho por la gran afluencia a las urnas, es la prueba del deseo de democracia del pueblo iraquí. Pero esto es tan sólo un primer paso: ahora es necesario poner punto final al terrorismo, recuperar la seguridad para la población», ha dicho en un coloquio con la Agencia Fides, un laico de Bagdad que permanece en el anonimato por razones de seguridad. En un testimonio afirma: “Una parte de los cristianos no ha votado por el miedo a los atentados: en los últimos meses hemos sido blanco de los fundamentalistas musulmanes que quieren islamizar el país. Las once listas formadas de ciudadanos cristianos han sido votadas sobre todo por los iraquíes que ese encuentran en América y Europa. Cómo cristianos esperamos que la democracia en Irak signifique una verdadera igualdad, igualdad de derechos y libertad de creer, practicar y profesar nuestra fe. En la actualidad esto no es todavía posible a causa de grupos fundamentalistas que aterrorizan a la gente. Por ello, no ha llegado todavía el momento de que las tropas extranjeras dejen el país: todavía tenemos necesidad de ellas para evitar la guerra civil.» El laico, que es también catequista en una parroquia de Bagdad, concluye: «Esperamos a ver que ocurre en los próximos meses: se necesita tiempo para armonizar los diversos componentes de la sociedad iraquí y reconducirla a una única forma de nación. Entre las urgencias que existen, está la de sanear el sistema escolar y proveer a la instrucción de niños y jóvenes: el sector de la instrucción es muy importante y estratégico para recuperar en el país revuelto por el caos, los valores para una buena convivencia civil, valores de la tolerancia, del respeto y de la armonía social. A su vez, la Organización Internacional para los Inmigrantes (OIM), que se ha hecho cargo del Programa de votación en el extranjero para las comunidades iraquíes en 14 países del mundo, ha anunciado que los votantes han sido 265.148, equivalente al 93,6% del total de los registrados.

Los comentarios están cerrados.