El 4 de abril, el Senado de Chile, rechazó la despenalización del aborto terapéutico.
La votación se realizó por orden de presentación de los proyectos, siendo el primero el del senador Camilo Escalona (Partido Socialista), presidente del Senado, que señalaba que se podría abortar, con fines terapéuticos, documentados por dos médicos. Dicha iniciativa contó con 15 votos a favor y 18 en contra.
Luego se sometió a consideración el proyecto presentado por el senador Guido Girardi (Partido por la Democracia) y el ex senador Carlos Ominami, que admitía el aborto por razones terapéuticas (riesgo para la vida de la madre); motivos eugenésicos –si el feto presentara o pudiese presentar graves taras o malformaciones físicas o psíquicas-; o razones ético sociales (embarazo producto de una violación, siempre que se practicara dentro de las primeras 12 semanas de gestación). Fue rechazado por 22 votos en contra, obteniendo 9 votos a favor. 
Finalmente se votó el proyecto presentado por el senador Fulvio Rossi (Partido Socialista) y la ex senadora Evelyn Matthei que despenalizaba el aborto por razones terapéuticas o por inviabilidad del feto. Fue rechazado por 19 votos en contra; obtuvo 12 votos a favor.
Tras este rechazo, el Senado no podrá discutir proyectos sobre aborto durante un año.
El senador Guido Girardi aseguró: "vamos a seguir insistiendo hasta que Chile tenga una ley de aborto terapéutico". 
La iniciativa del presidente del Senado era justamente la votación más esperada, porque concitaba el mayor respaldo entre las mociones presentadas. Ello, debido a que había logrado sumar el apoyo de buena parte de la bancada de senadores DC, lo que dejaba un espacio para que la oposición hiciera valer su mayoría en la Cámara Alta.
Sin embargo y tal como se había previsto, la falange terminó votando dividida. Así fue como el rechazo de los senadores Patricio Wal-ker, Soledad Alvear y Hosaín Sabag, terminó sumándose a los votos del oficialismo y del independiente Carlos Bianchi, sellando el destino de la iniciativa. ¿El resultado? 18 votos en contra y 15 a favor.
La votación contempló el pareo entre los senadores Mariano Ruiz-Esquide (DC) con Antonio Horvath (RN) y también la ausencia de Carlos Kuschel (RN), Eugenio Tuma (PPD) y Juan Pablo Letelier (PS).
Durante el debate, los senadores de la Alianza intervinieron en repetidas oportunidades, para defender su postura de rechazo a las iniciativas. "No puede ser terapéutico el interrumpir la vida del que está por nacer", dijo el senador Hernán Larraín, mientras que su par Carlos Larraín (RN) afirmó que "para nosotros, el aborto es una especie de sentencia de muerte abierta".
En tanto, desde la vereda opuesta, el senador Eduardo Frei dijo que "el verdadero atentado contra la vida, del Estado de Chile, es el que se hace contra miles de mujeres a las que se les niega la posibilidad de practicarse un aborto cuando el feto presenta una malformación incompatible con la vida y ellas se ven expuestas a morir".
Luego, la discusión continuó en torno a los otros dos proyectos, uno de ellos presentado por Guido Girardi y el ex senador Carlos Ominami y el otro por Fulvio Rossi junto a la hoy ministra Evelyn Matthei. La primera votación fue de 22 en contra y nueve a favor y la última, fue de 12 a favor y 19 en contra.
El rechazo de las tres iniciativas cierra la puerta a que el debate sobre ellas se reponga en la Cámara Alta en el corto plazo. Esto, porque la normativa del Congreso establece que las iniciativas rechazadas a nivel general no pueden ser repuestas en la misma Cámara en el plazo de un año. Sin embargo, algunos senadores dijeron que dicha disposición es interpretable, por lo que anunciaron una nueva arremetida por el tema.
Más allá del debate reglamentario, la DC anunció que insistirá en el proyecto de ley que está actualmente en la Comisión de Salud del Senado y que establece que las acciones tendientes a salvar la vida de la madre no serán consideradas aborto. Así lo afirmó el senador Zaldívar, quien dijo que "si hay otro proyecto en trámite que no ha sido rechazado en general, ese otro perfectamente puede seguir tramitándose".
En tanto, la senadora RN Lily Pérez, junto a Horvath y Carlos Cantero (independiente) anunciaron también la presentación de indicaciones al proyecto de la bancada DC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *