Condenado sacerdote: apostaba con la limosna

Un sacerdote católico fue sentenciado a tres años y un mes de prisión por desviar fondos de su parroquia en Las Vegas, a raíz de sus hábitos de juego. Fuentes locales señalaron que el cura, monseñor Kevin McAuliffe, de 59 años, desvió un total de 650.000 dólares de su parroquia en el noreste de Las Vegas.
 McAuliffe no mostró reacción alguna cuando el juez federal de distrito, James Mahan, le dijo que era culpable de abusar de su puesto de confianza en su congregación.
La abogada defensora Margaret Stanish pidió al juez la libertad condicional de su cliente, y que le permita seguir recibiendo terapia para controlar su adicción al juego.
También le pidió continuar ejerciendo como párroco y pagar una compensación a la iglesia de Saint Elizabeth Ann Seton en Summerlin.
ElComercio.com

Los comentarios están cerrados.