Crean la primera Pastoral de Carreteras

CHILE. 5 ENERO. La iniciativa fue presentada por Mons. Alejandro Goic, Obispo de Rancagua y tiene su origen en un encuentro europeo realizado en febrero de 2003, realizado en Ciudad del Vaticano. La pastoral dará atención espiritual, de salud y material a los afectados por accidentes de tránsito y sus familiares, además de realizar desde la Iglesia una labor educativa, a partir de los niños, en lo relativo a la seguridad en el tránsito. Esta nueva tarea que iniciará la Iglesia en Rancagua, y que el Monseñor Alejandro Goic espera pueda extenderse a todo el país, se realizará con apoyo de la Corporación de Beneficencia de los Accidentados del Tránsito (Corbat), que manejan proyecciones de 53 víctimas fatales en el país durante las fiestas de fin de año. La Corbat prestará asesoría en el uso del Seguro Obligatorio de Accidentes Personales y atención médica especializada, orientada a la rehabilitación de lesiones a las víctimas de accidentes. Adicionalmente, apoyo legal en el marco de la aplicación de la Reforma Procesal Penal. Mons. Goic expresó que la Iglesia, junto con tomar conciencia del flagelo de los accidentes de tránsito, debe «ayudar a tomar conciencia al resto de la comunidad» mediante acciones concretas. Por de pronto, está pensando -dijo- en liturgias y encuentros con quienes han sufrido un accidente vial. Éste es un campo nuevo y señaló que la Iglesia nunca estará ausente de «todas las situaciones humanas y ésta es una situación humana muy trágica». Añadió Mons. Goic que conducir en estado de ebriedad (motivo principal de estos accidentes» es «un pecado social muy grave» porque se atenta contra el preciado bien de la vida propia y la de los demás. [Fuente: Comunicaciones Obispado de Rancagua].

Los comentarios están cerrados.