Dar testimonio de la Fe en politica

Indiscutida fidelidad a los valores humanos y cristianos, así como la serena conciencia moral que lo guió en las elecciones de la política.

Al recibir, durante su pontificado,  a los miembros de la Fundación Alcide De Gasperi, el Papa Benedicto XVI destacó el ejemplo de este gran estadista italiano y resaltó como, habiendo sido formado en la “escuela del Evangelio”, fue capaz de “de traducir en actos concretos y coherentes la fe que profesaba” dentro del mundo de la política.

 

Según informa Radio Vaticano (RV), en su discurso el Santo Padre evocó a este italiano que “en momentos históricos de profundos cambios sociales en Italia y en Europa”, lleno de dificultades, “supo prodigarse eficazmente por el bien común”. Asimismo destacó que “formado en la escuela del Evangelio, de Gasperi fue capaz de traducir en actos concretos y coherentes la fe que profesaba. Espiritualidad y política fueron dos dimensiones que convivieron en su persona caracterizando su empeño social y espiritual”.

 

El Papa, precisa RV, dijo también que de Gasperi con prudente clarividencia guió la reconstrucción de la Italia salida del fascismo y de la Segunda Guerra Mundial, trazando, valerosamente el camino hacia el futuro. De hecho, destacó que defendió la libertad y la democracia; relanzó la imagen de este país en el ámbito internacional; y promovió el restablecimiento económico abriéndose a la colaboración de todas las personas de buena voluntad.

 

“Queridos amigos, me gustaría detenerme aún más sobre esta personalidad que ha honrado a la Iglesia y a Italia, pero me limito a evidenciar su reconocida rectitud moral, basada en su indiscutida fidelidad a los valores humanos y cristianos, así como la serena conciencia moral que lo guió en las elecciones de la política”.

Tras recordar que de Gasperi falleció el 19 de agosto de 1954, luego de haber murmurado tres veces el nombre de Jesús, Benedicto XVI pidió rezar “por el alma de este estadista de fama internacional, que con su acción política ha dado un servicio a la Iglesia, a Italia y a Europa”.
Finalmente pidió al «Señor que el recuerdo de su experiencia de gobierno y de su testimonio cristiano animen y estimulen a quienes rigen el destino de Italia y de los pueblos, especialmente para cuantos se inspiran en el Evangelio”.

Los comentarios están cerrados.