Delegado pontificio de los Legionarios de Cristo

El Delegado pontificio de los Legionarios de Cristo, Card. Velasio De Paolis aseguró que su nombramiento no fue para destruir a la Legión. En el marco del encuentro de «Juventud y Familia» de los colegios Legionarios en México, el cardenal aseguró que su misión es una muestra de confianza del Papa Benedicto XVI hacia la congregación. Ante diez mil personas presentes en la clausura del evento, el prelado dijo que «el Papa tiene confianza en la capacidad del hombre y en la gracia. Podemos confiar que tenemos oportunidad, con esperanza en el futuro porque creemos en la bondad de Dios».
(Infocatólica/Milenio) “Se ha nombrado al delegado, no para destruir sino para impulsar aún más y descubrir todo lo que hay en el movimiento y en la Legión, no para llegar a cambiar vocaciones para los sacerdotes y religiosos de los legionarios, sí para la consagración para los consagrados y consagradas del movimiento”, explicó el cardenal.
El purpurado afirmó que el Papa “ha nombrado al delegado para el Regnum Christi porque tenía mucha confianza, confianza en la Legión y en el movimiento del Regnum Christi. El Papa tiene confianza en la capacidad del hombre y en la gracia. Podemos confiar que tenemos oportunidad, con esperanza en el futuro porque creemos en la bondad de Dios”.
Por tanto, llamó a los presentes a tener confianza de un mejor futuro y a no “escandalizarse” ni siquiera del pecado. “(El Papa) renueva nuestros corazones y nos concede la gracia para cumplir la misión, la gracia a pesar de nuestras debilidades, nos permite perseverar y no escandalizarnos ni siquiera del pecado, porque la gracia del Señor es más grande que nuestra miseria y nuestro pecado”, dijo.
A su vez, el director general de los Legionarios de Cristo en México, P. Álvaro Corcuera, llamó a los presentes a ser optimistas a pesar de las dificultades. Y agradeció la presencia del cardenal De Paolis en León, pues significa el respaldo de Benedicto XVI para la congregación.
“Las dificultades nunca nos tienen que abatir, no debe haber turbación, ni titubeos en nuestra alma y menos ahora que estamos ante la presencia de nuestro delegado pontificio que nos da la seguridad y el cariño de la presencia del Papa ante nosotros”, puntualizó.

Los comentarios están cerrados.