El Papa afirma que «LA GUERRA SIEMPRE ES UNA DERROTA»

Roma, 9 (NE – eclesiales.org) «Ningún odio, ningún conflicto, ninguna guerra debe encontrar incentivo en las religiones”. Así lo recordó el Papa Juan Pablo II, en un mensaje enviado con ocasión del encuentro sobre religiones y culturas, que se realiza en Milán. “La guerra no puede estar motivada por las religiones. ¡Que las palabras de las religiones sean siempre palabras de paz!», señaló el Papa, afirmando que a lo largo de estos años muchas personas se han inspirado en este llamamiento, pero agrega que «desafortunadamente han brotado nuevos conflictos, más aún se ha difundido una mentalidad por la cual el conflicto entre mundos religiosos y civilización se considera casi como un legado inevitable de la historia». «¡No es así! ¡La paz es siempre posible! -exclama el Papa-. Hay que cooperar siempre para erradicar de la cultura y de la vida las semillas de amargura e incomprensión, al igual que la voluntad de prevalecer sobre el otro, la arrogancia del propio interés y el desprecio de la identidad ajena. (…) ¡El conflicto nunca es inevitable! Y las religiones tienen una tarea particular a la hora de llamar a todos los hombres y mujeres a ser conscientes de este hecho. “La violencia genera siempre violencia» -concluye el Papa-. La guerra es siempre una derrota: una derrota de la razón y de la humanidad. ¡Que la humanidad encuentre el aliento cultural y espiritual que la lleve a prohibir la guerra! ¡Sí, nunca más la guerra!».

Los comentarios están cerrados.