El Papa agoniza.

El Papa respira con más lentitud. Ya esta inconciente. El portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro Valls, ha leído poco antes de las 19.00 horas un nuevo parte médico sobre el estado de Juan Pablo II. La salud del Papa «se ha agravado más» y sus «parámetros biológicos están muy comprometidos», según señala la nota. El Santo Padre, con visible participación, se asocia a las continúas oraciones de quienes le asisten», señala el breve comunicado. El cardenal vicario de Roma, Camillo Ruini, dijo hoy que el Papa «ya ve y toca a Dios», durante la homilía de la misa que se celebra en la catedral de Roma, San Juan de Letrán, por Juan Pablo II. «En estas horas de sufrimiento, como siempre durante su incansable ministerio, ya ve y toca a Dios, ya está unido a nuestro único salvador», dijo. El pontífice, en estado «estacionario», ha recibido a sus colaboradores y ha pedido que le leyeran las Sagradas Escrituras, «que sigue con mucha atención». Navarro Valls ha informado de que esta mañana, tras celebrar una misa a las 6.00, el Papa siguió el ’Via Crucis’. «Recordaba que es viernes», ha dicho. Después, «recibió a sus colaboradores»: el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Angelo Sodano; el vicario de Roma, el cardenal Camillo Ruini; y el decano del Colegio Cardenalicio, el cardenal Joseph Ratzinger. También «ha pedido que le fueran leídas las Sagradas Escrituras, que sigue con mucha atención», ha declarado el portavoz vaticano, visiblemente emocionado.

Los comentarios están cerrados.