El Papa bendice a los fieles desde la ventana del hospital.

(Agencias) Juan Pablo II ha hecho su primera aparición pública tras la traqueotomía a la que fue sometido el pasado jueves. El Papa se ha asomado a la ventana del hospital Policlínico Gemelli para bendecir a los fieles minutos después de que, desde la plaza de San Pedro, MOnseñor Sandri, leyera la oración del Angelus en nombre del Santo Padre y pidiera que se rece por él. Juan Pablo II, de 84 años, se asomó tras el cristal de su habitación de la décima planta del hospital romano. En la fugaz aparición por sorpresa del Papa, se le vio acompañado del secretario de estado, el cardenal Angelo Sodano, y uno de sus secretarios particulares, el polaco Mieczyslaw Mokrzycki. Además de saludar y bendecir a los fieles, el Papa se llevó la mano hacia la garganta, en clara alusión a su reciente operación, que le impide hablar por el momento. Minutos antes, el Santo Padre, a través de la voz del arzobispo argentino Leonardo Sandri subrayó el valor del sufrimiento, «que en un modo u otro -dijo- nos llega a todos». «Queridos hermanos y hermanas de nuevo me dirijo a ustedes desde el Gemelli. Os agradezco con afecto y os siento a todos cercanos. Pienso en los que estáis reunidos en la plaza de San Pedro y a los que desde todos las partes del mundo se interesan por mí. Os pido que sigáis rezando por mí», escribió el Papa en el texto leído por Monseñor Sandri. El Obispo de Roma agregó que este tiempo de cuaresma ayuda a comprender mejor el valor del sufrimiento, «que en un modo u otros nos llega a todos». El Papa tuvo en su pensamiento a los que sufren y reiteró su entrega a la Virgen subrayando su lema de Pontificado «Totus Tuus», «sigo siendo todo tuyo». Por primera vez en sus 26 años de Pontificado, Juan Pablo II no ha asistido al rezo dominical del Angelus. El Papa ha sugerido la oración desde su habitación del Policlínico Gemelli.

Los comentarios están cerrados.