El Papa Benedicto XVI ordena a 21 nuevos sacerdotes

La ordenación de 21 nuevos sacerdotes romanos celebrada el día de la Pentecostés, es la primera de Benedicto XVI, convertido en Papa el 19 de abril. De los nuevos, once son italianos y el resto provienen de Bolivia (dos), Uruguay, Costa Rica, Perú, Irlanda, Rumanía, Kenia, Angola y Nigeria. El sacerdote más joven tiene 26 años y el más anciano 55. Estas ordenaciones, debían llevarse a cabo antes, pero se retrasaron por la enfermedad y la muerte de Juan Pablo II. Además, el Papa volvió a abordar esta mañana el tema de la libertad humana, que es «siempre una libertad compartida, un conjunto de libertades». «Sólo es la armonía ordenada de libertades la que concede, a cada cual, su propio espacio, que puede ser de libertad común», dijo. Manifestó hoy que el papel de la Iglesia es abrir las fronteras entre los pueblos y derribar las barreras entre las clases y las razas, en la misa de ordenación de 21 nuevos sacerdotes en la basílica de San Pedro. «La Iglesia debe ser más de lo que ya es: abrir las fronteras entre los pueblos y derribar las fronteras entre las clases y las razas», declaró el Papa en su homilía. Dirigiéndose directamente a los nuevos sacerdotes, el Papa resaltó la Eucaristía y les dijo que deben hacer de ella el centro de cada día y les pidió que la celebren «de manera digna» y que lleven «de nuevo» a los hombres hacia el misterio Eucarístico. Añadió que junto a la Eucaristía está el sacramento de la penitencia, «uno de los tesoros de la Iglesia». Después de la misa de ordenación sacerdotal, el Papa dirigió la tradicional oración dominical Regina Coeli, en la plaza de San Pedro. La muchedumbre, estimada en más de 40.000 personas.

Los comentarios están cerrados.