El Papa clama por los países del Sahel

Benedicto XVI ha exhortado a la comunidad internacional a ayudar a los países del Saher (región de África subsahariana que abarca los países de la costa occidental y central de ese continente) que según ha recordado, en los últimos meses "ha vuelto a estar gravemente amenazado por una disminución importante de los recursos alimentarios y por el hambre, a causa de la falta de lluvia y del consiguiente avance constante del desierto".
   "Exhorto a la comunidad internacional a interesarse seriamente por la extrema pobreza de estas poblaciones en las que las condiciones de vida se deterioran", ha indicado, durante la audiencia a 25 miembros de la Fundación Juan Pablo II para el Sahel. Además, ha alentado a apoyar los esfuerzos de los organismos eclesiales que operan en ese campo.
   El Papa ha mostrado su satisfacción por las "buenas relaciones" con los musulmanes, y ha remarcado que "es importante testimoniar que Cristo vive y que su amor va más allá de toda religión, raza y cultura".
Finalmente ha resaltado la importancia del continente africano para la Iglesia. "Africa es para la Iglesia el continente de la esperanza. Es el continente del futuro", ha concluido.
   La Fundación Juan Pablo II para el Sahel nació después de la primera visita de Juan Pablo II a África, en mayo de 1980, y fue establecida el 22 de febrero de 1984. Se dedica a la gestión y protección de los recursos naturales, la lucha contra la sequía, la desertificación y la pobreza, así como al desarrollo rural, involucrando a la población local.

Los comentarios están cerrados.