En vuestro corazón esté firme siempre la confianza en el Señor; la Iglesia es Suya, y Él es el guía en los momentos difíciles y en los de serenidad.  Llamados a la oración y al servicio de su Palabra para beneficio de la grey.

 

(RV).- Benedicto XVI ha recibido esta mañana en Audiencia en las Villas Pontificias de Castel Gandolfo a los obispos nombrados recientemente, que participan en el curso de formación promovido por la Congregación para la Evangelización de los pueblos. Son pastores de Comunidades de reciente fundación en África, Asia, América Latina y Oceanía, comprometidas todas ellas en la nueva evangelización y en la obra de consolidación de la fe.

El Papa ha animado a los obispos a no perder el entusiasmo y el celo apostólico. Ayer, en la Audiencia General el Pontífice había dicho que “Jesús tiene en sus manos la Iglesia de todos los tiempos” hoy ha reiterado a los obispos que “la Iglesia es de Dios”. (audio)

En vuestro corazón esté firme siempre la confianza en el Señor; la Iglesia es Suya, y Él es el guía en los momentos difíciles y en los de serenidad.

El Santo Padre ha subrayado que a pesar de los sinsabores, “algunos abandonos, las fricciones, o los momentos de inestabilidad e incoherencia, son Iglesias que van madurando gracias a la acción pastoral, y también gracias al don de la communio sanctorum, que permite una ósmosis real de gracia entre las Iglesias de antigua tradición y las de reciente constitución”.(audio)

Las jóvenes Iglesias son, por lo tanto, un signo de esperanza para el futuro de la Iglesia universal. En este contexto, queridos hermanos, os animo a no ahorrar esfuerzos y ​​valor para un trabajo pastoral diligente, consciente del don de la gracia que ha sido sembrado en vosotros en la ordenación episcopal.

Benedicto XVI ha señalado que una adecuada inculturación de la fe ayudará a encarnar el Evangelio en las culturas de los pueblos y tomar lo bueno que vive en ellos. Se trata, sin embargo, ha advertido el Papa, de “un proceso largo y difícil que no debería en ningún modo comprometer la especificidad e integridad de la fe cristiana”. (audio)

No faltéis a vuestra primera responsabilidad de hombres de Dios, llamados a la oración y al servicio de su Palabra para beneficio de la grey. Para que se pueda decir de vosotros lo que dijo el sacerdote Onías al profeta Jeremías: «Este es el amigo de sus hermanos, el que ora mucho por el pueblo y la ciudad santa».

“El mundo hoy tiene necesidad de personas que hablen a Dios, para poder hablar de Dios, solo así la Palabra de salvación dará fruto” ha explicado el Papa, que hablando de la inestabilidad social de la vida cotidiana, ha añadido a las calamidades naturales que viven algunos de estos países, las discriminaciones culturales y religiosas que sufren, la intolerancia facciosa fundamentalista, que oprimen la libertad religiosa, el respeto de los más débiles, a lo que hay que añadir “los contrastes entre etnias y castas que causan violencias injustificables”. (audio)

 

Dad confianza al Evangelio, a su fuerza renovadora, a su capacidad de despertar las conciencias y de provocar, desde lo profundo, el rescate de las personas y la creación de una nueva fraternidad. La difusión de la Palabra del Señor hace florecer el don de la reconciliación y promueve la unidad de los pueblos. (ER – RV)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *