»El Papa sigue lúcido y gobierna la Iglesia»

(AGENCIAS) Tras no celebrar la Misa Crismal de Jueves Santo por primera vez en sus 26 años de Pontificado, Juan Pablo II tampoco acudirá hoy al Via Crucis. Sin embargo, dos cardenales subrayaron su capacidad de sacrificio: Giovanni Battista Re destacó «su ejemplo de sereno abandono a Dios» y Joseph Ratzinger abundó en su capacidad para gobernar «aunque sufriendo, con pocas pero esenciales decisiones». El recuerdo al anciano Papa es una constante durante estos días, ya que tampoco está previsto que acuda al Via Crucis de hoy junto al Coliseo de Roma. En años anteriores Juan Pablo II había llevado la cruz en la última estación, pero hoy delegará en el cardenal Camilo Ruini. El Obispo de Roma seguirá este acto por televisión y no se descarta que a través de videoconferencia se una al principio y al final de la ceremonia a los miles de fieles presentes. Salvo sorpresas, la única comparecencia del Pontífice ante los fieles en esta Semana Santa será el Domingo de Resurrección, para la bendición «urbi et orbi» en la Plaza de San Pedro. Por otra parte, el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Joseph Ratzinger, declaró a un programa de la RAI que Juan Pablo II siempre ha tenido capacidad para tomar decisiones importantes. Preguntado por la frase del Papa «Dios me ha nombrado, sólo El puede echarme», el encargado de vigilar por la ortodoxia de la fe católica dijo que Juan Pablo II «sabe que tiene una gran responsabilidad, única, que le ha sido dada por el Señor y que sólo el Señor puede retirar». En el programa, titulado «El calvario del Papa» -que será emitido antes del tradicional Vía Crucis- Ratzinger también lamenta el nuevo paganismo creado por las «grandes ideologías y la superficialidad del hombre que ya no cree en nada», y denuncia incluso «suciedad» en el seno de la Iglesia y entre los sacerdotes.

Los comentarios están cerrados.