El Vaticano responde al gobierno de Israel.

Ante el cuestionamiento planteado por el Ministerio israelí de Asuntos Exteriores, en el que se quejaba de que «el Papa no condenó deliberadamente los terribles ataques terroristas que sucedieron en Israel la semana pasada», el vocero de la Santa Sede respondió que «sorprende que se haya querido distorsionar con tal pretexto la intención del Santo Padre», señaló Navarro, antes de recordar las «numerosísimas intervenciones» de la iglesia y del Papa «para condenar cualquier forma de terrorismo, de cualquier parte que venga y contra quienquiera esté dirigido». El portavoz vaticano, Joaquín Navarro Valls, dijo que las críticas de Israel al Papa porque el pasado domingo no condenó expresamente el terrorismo que sufren los judíos son una distorsión, y recordó que Benedicto XVI se refirió «a los atentados de estos días». «Es sorprendente que alguien haya querido aprovechar la oportunidad para tergiversar las intenciones del Santo Padre. Obviamente, el otro ataque grave de la semana en Netanya mencionado por Israel entra dentro de la condena general e incondicional del terrorismo», manifestó. Jerusalén convocó al Nuncio Apostólico del Vaticano, monseñor Pietro Sambi, para expresarle su malestar porque Benedicto XVI hizo alusión a los recientes «ataques terroristas aborrecibles» perpetrados en Egipto, Reino Unido, Turquía e Irak, pero sin mencionar los que sufre Israel.

Los comentarios están cerrados.