España.- "El día 24 a las 12 de la noche encended una vela en vuestros hogares y ponedla en una de las ventanas de vuestras casas. Contemplad todos esa luz encendida que representa a Jesucristo que ha venido y que nos pide ser hombres y mujeres según sus medidas". Esta es la propuesta del arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, para esta Nochebuena.
En un artículo sobre la simbología de la luz y su significación espiritual en Navidad, el prelado expresa su asombro por el misterio que se celebra hoy: "¡Cómo impresiona contemplar la manifestación de esa luz en el amor misericordioso de Dios! Dios con nosotros, Dios entre nosotros, Dios para nosotros".
"En Belén, contemplando a Jesús, percibiendo la pequeñez de Dios hecho hombre, se nos revela la grandeza del ser humano y la luminosidad que nos ciega de nuestra dignidad de hijos de Dios. ¡Qué grande es la confianza que ha puesto Dios en cada uno de nosotros!", señala. 
Según el arzobispo, el nacimiento de Jesús "es la luz del bien que vence al mal, es el amor que supera el odio, es la vida que derrota la muerte" y que, en definitiva, "es la gran noticia que llega a nosotros proponiéndonos el anuncio de la victoria definitiva del amor de Dios sobre el pecado y sobre la muerte".
En su reflexión, Osoro resalta que la luz significa, sobre todo, "conocimiento, verdad, en contraste con la oscuridad de la mentira y de la ignorancia" y también amor y "donde hay amor surge luz en el mundo, así como donde hay odio surge la oscuridad, de tal manera que la luz nos hace ver las oscuridades que hay a nuestro alrededor y nos invita a quitarlas".
Propuesta para esta Nochebuena
"Por eso, os invito a todas las familias cristianas y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, que hagáis un gesto significativo esta Navidad, que comporta una manera de vivir y de estar en medio del mundo. Gesto que nos lleve a realizar una renovación total de nuestra vida y de todo nuestro entorno. Se tiene que notar que la Luz que es Jesucristo alumbra en nuestra sociedad. ¿Qué os invito a hacer? Un gesto que os lleve al compromiso. El día 24 a las 12 de la noche encended una vela en vuestros hogares y ponedla en una de las ventanas de vuestras casas. Contemplad todos esa luz encendida que representa a Jesucristo que ha venido y que nos pide ser hombres y mujeres según sus medidas", agrega en su artículo
"Encended una vela y estad atentos a su llama. Pensad que representa a Jesucristo, nacido en Belén", invita Osoro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *