Europa no puede olvidar sus raíces cristianas

Santiago de Compostela, 9 (NE – eclesiales.org) Monseñor Angelo Amato, Arzobispo secretario de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, afirmó que Europa no debe olvidar sus raíces cristianas, puesto que “en estos dos mil años el Cristianismo ha sido un factor incentivante de los valores fundamentales de la dignidad de la persona, de su libertad, de su igualdad”. Al intervenir durante las V Jornadas de Teología, que se vienen realizando en Santiago de Compostela, el Prelado realizó un recorrido por las significaciones de “cultura” y “religión”. Al respecto, Monseñor Amato recordó las palabras que el Papa Juan Pablo II pronunció en Santiago en 1982 afirmando que la historia de la formación de las naciones europeas ha ido a la par de su evangelización. “Es el Cristianismo quien ha suscitado en la cultura europea una creatividad extraordinaria, en un continuo y renovado diálogo con el Evangelio, diálogo a veces conflictivo pero siempre fecundo”, explicó el Arzobispo aludiendo al mensaje del Papa. “No bastan principios constitucionales o económicos para crear al ciudadano europeo, si no hay raíces espirituales –principios y valores éticos- correspondientes a un espíritu político, entendido en el sentido alto platónico del debe ser”. “Hace falta sacar del olvido contemporáneo dos fundamentos de las raíces espirituales de Europa recobrando el valor absoluto de la persona y la dimensión de los religioso cristiano”.

Los comentarios están cerrados.