Formaciión de los laicos al matrimonio y al amor

La reflexión sobre la «Familiaris consortio» a la luz de la situación actual de la familia estará en el centro de los trabajos de la XX Asamblea Plenaria del Pontificio Consejo para la Familia. El Dicasterio creado por Juan Pablo II el día 13 de mayo de 1981, justamente en el día del atentado a su vida, celebra este año el 30º aniversario de su fundación. Hoy en la Sala de Prensa fue presentado el programa de la celebración.
El Card. Ennio Antonelli, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, recordó que el Beato Juan Paulo II quería entrar a la historia como el Papa de la familia. La proclamación de la creación del propio Dicasterio no sucedió por causa del atentado que para el Pontífice fue una señal simbólica.
Después de 30 años de actividad del Pontificio Consejo la situación de la familia se encuentra aún en gran dificultad. El cardenal resaltó que hoy como nunca son actuales los temas de: centralidad de la familia de la nueva evangelización; la vocación de los cónyuges al amor; la pedagogía de la tensión a la santidad y del camino progresivo de conversión con humildad y confianza en la misericordia divina; la formación pastoral en la preparación al matrimonio.
Hoy se debe estudiar nuevamente la «Familiaris consortio», documento de gran fecundidad espiritual porque se nota la banalización de las relaciones afectivas humanas. «Cuando dos jóvenes se unen – observó Mons. Jean Laffitte, Secretario del Dicasterio – no es más necesariamente sobre la base de una alianza formalizada y de un proyecto de vida. Los jóvenes no distinguen bien la diferencia entre un matrimonio para siempre, quiere decir, hasta la muerte, y un matrimonio por el mayor tiempo posible».

Card.-Ennio-Antonelli-1.jpeg

El arzobispo llamó la atención también a la necesidad del «respeto por sí mismo y respeto por el otro» en el «vivir intensamente la comunión de las personas en un mutuo don total». El otro aspecto que debe enfrentar la Iglesia es la educación al amor en respuesta a la falta de integración de la fe activa con la propia vida: y de la consciencia de la santidad del casamiento cristiano sacramental.
En la rueda de prensa fue presentado el programa de la Plenaria que tendrá inicio con la Misa en el altar del beato fundador Papa Juan Pablo II. La discusión sobre la familia se desarrollará también a la luz del tema de la nueva evangelización. Participarán de la Asamblea también los organizadores del próximo Encuentro Mundial de las Familias en Milán, guiados por el nuevo arzobispo, el Cardenal Angelo Scola. La reunión concluirá con la audiencia privada con el Santo Padre el día 1º de diciembre durante la cual el Papa hará la catequesis en preparación para el EMF de Milán, en siete lenguas. La iniciativa del Pontificio Consejo despertó un gran interés.

Los comentarios están cerrados.