Fotos de como provocaban a peregrinos JMJ 2011

Parece imposible creer que a una Jornada de Jóvenes de buena voluntad, que a pesar de que claramente adhieren a la moral católica  y a los preceptos de la doctrina del Señor, nunca han intentado atacar o agredir a quienes públicamente participan, organizan o promueven una marcha laica o de otra índole que inclusive atente contra los principios del Evangelio.
Sin embargo  la realidad fue precisamente lo que no se esperaba: que aquellos que apelan a la tolerancia, respeto a la diversidad y a la libertad de «opciones» no fueron capaces de respetar a quienes querían manifestar «también» públicamente su Fe, los enfrentaron en los diversos puntos establecidos para la jornada en la ciudad de Madrid, los provocaron con obscenidades, insultos y agresiones y no se contentaron hasta intentar golpearlos e intervenir en los pacíficos eventos organizados por los jóvenes católicos e invitados de otros credos.
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha criticado que los ciudadanos laicistas que los últimos dos días han participado en manifestaciones contra la celebración en la capital de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) hayan «insultado, humillado y vejado» a los peregrinos «sólo» por «proclamar públicamente» su fe.

«La intolerancia religiosa, la persecución de las ideas, el hostilizar a otros en función de sus creencias religiosas, desgraciadamente ha existido en la historia, y ahora se ha visto, porque a los peregrinos se les ha insultado, humillado, vejado y no por nada que hayan hecho o dicho, sino sólo porque hacen pública proclamación de su fe», ha dicho el primer edil en una entrevista en la Cadena COPE.

Aun a riesgo de incomodar a los lectores con estas imágenes, el sitio  ReL consideró de gran valor informativo estas fotos

Publicación de algunas provocaciones

Han sido difundidas por Fotogracción y recogen momentos de la «besada» convocada en la Plaza del Reina Sofía por grupos lésbicos con ocasión del conciertoJesus is Love. Love Revolutionorganizado allí como parte de los actos de la JMJ. Son una prueba patente de las provocaciones obscenas a las que se vieron sometidos los peregrinos. Por respeto a los lectores y a nuestra línea editorial, las fotos que se publican,  no son ni las más explícitas ni las más zafias.

El alcalde de Madrid  ha señalado que aunque los ciudadanos creían que «perseguir a otros porque tienen unas ideas religiosas estaba erradicado en el siglo XXI en España» sigue quedando una «minoría muy hostil que está persiguiendo a personas única y exclusivamente por hacer una pública proclamación de su fe«. 

«Nadie se tiene que llamar a engaño, no es una discrepancia que se puede manifestar con respeto, sino de una actitud hostil, de insultos, de vejaciones… que demuestran quehay una minoría intolerante que en democracia tiene sus derechos, pero el derecho de la mayoría es a proclamar cuál es el sentimiento religiosos de la gente que en estos momentos pacíficamente ha venido a Madrid», ha insistido, según recoge Europa Press.

Los comentarios están cerrados.