Fundación Vaticana financia proyectos sociales.

(VIS).-El Consejo de Administración de la Fundación Populorum Progressio, la institución creada por Juan Pablo II para promover el desarrollo integral de las comunidades campesinas indígenas, mestizas y afroamericanas de América Latina, ha celebrado en Lima (Perú) del 19 al 22 de julio su encuentro anual. La fundación, confiada al Pontificio Consejo «Cor Unum», ha financiado desde su creación en 1992 algo más de dos mil proyectos por un valor de casi 20 millones de dólares, para hacer realidad «el gesto de amor solidario de la Iglesia hacia los más abandonados y necesitados», como son las poblaciones indígenas, mestizas y afroamericanas, como fruto del amor y de la caridad». Este año se han aprobado 212 proyectos orientados al desarrollo integral de esas poblaciones, que se refieren a estas áreas concretas: el 36,29% a la producción, sea esta agropecuaria, microempresarial o de tiendas comunitarias; el 23,55% a proyectos de infraestructura comunal: agua potable, cercas, letrinas y salones comunales; el 18,15% a construcciones, ya sean escuelas, viviendas o centros de salud; el 16,60% a educación: capacitación, comunicaciones, dotaciones y publicaciones; y el 5,49% son proyectos destinados a la salud: dotación y capacitación. Entre los países interesados se encuentran Colombia, Perú, Bolivia, Brasil, además de Argentina, Chile y toda la zona del Caribe. Monseñor Segundo Tejado Muñoz, oficial de «Cor Unum», que ha asistido al encuentro de Lima, recuerda que el criterio de la Populorum Progressio es «la eclesialidad de los contenidos de los proyectos». «La Iglesia -dice monseñor Tejado- no se puede reducir a ser una organización humanitaria de ayuda, sino que tiene una misión que abarca la persona en todas sus facetas, materiales y espirituales. De este modo, los proyectos que se presentan a la Fundación, tienen que llevar esta componente de la Caridad cristiana: el anuncio que en Jesucristo el hombre tiene acceso a un Padre lleno de amor por los pobres. Este testimonio se lleva a través de la ayuda en nombre del Santo Padre e incluyendo todas las realizaciones en el marco de la Iglesia local, responsable última de la realización de los mismos».

Los comentarios están cerrados.