Gran marcha por la familia, en España.

Este sábado está convocada en Madrid por el Foro Español de la Familia junto con otros movimientos ciudadanos, una gran manifestación bajo el lema «La familia SÍ importa. Por el derecho a una madre y un padre. Por la libertad». «El Gobierno español promueve iniciativas que atentan contra los fundamentos de la familia como espacio ecológico de la vida y fuente de la solidaridad más eficaz. En concreto, pretende equiparar las uniones de personas del mismo sexo con el matrimonio, permitiendo además la adopción conjunta. Entendemos que esta equiparación y la adopción por parte de parejas del mismo sexo supone un atentado contra la institución matrimonial y contra el derecho del menor a una madre y un padre. A esta medida se unen otras propuestas del Gobierno que nos causan honda preocupación; la banalización legal del compromiso matrimonial mediante el divorcio unilateral y sin causa desde los tres meses de la boda, el progresivo menoscabo del derecho a la vida, la limitación del derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos, y la exclusión de las expresiones y convicciones morales y religiosas de la vida pública.» La Conferencia Episcopal tendrá una nutrida representación en la marcha que recorrerá el sábado el centro de Madrid en contra del matrimonio entre homosexuales, donde se espera la participación de cerca de veinte obispos, entre ellos el cardenal y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela. Rouco estará acompañado por los tres arzobispos auxiliares de la diócesis y por los titulares de Getafe y Alcalá de Henares para «unirse así a sus fieles», según explicó en un comunicado la oficina de información del arzobispado de Madrid. Ante estas iniciativas contrarias a la dignidad del ser humano, demandamos del Gobierno y de todas y cada una de las fuerzas políticas:

a) la retirada del proyecto de ley que equipara las uniones de personas del mismo sexo con el matrimonio, así como una regulación jurídica sobre la adopción que garantice el derecho del niño a tener una madre y un padre, en concordancia con la Convención de la ONU sobre los derechos del niño.

b) una política integral de protección a la familia, fundada en el mutuo compromiso e igualdad del hombre y la mujer que crean el ambiente idóneo para las nuevas vidas, generando, la solidaridad social más consistente que conocemos.

c) el respeto y el apoyo a la libertad de los padres para decidir sobre la educación de sus hijos y, en particular, para responsabilizarse de su formación moral, cívica y religiosa.

d) un ordenamiento jurídico que garantice el respeto a la vida humana en su integridad, tan esencialmente unido al matrimonio y la familia.

e) una valoración positiva del hecho religioso en libertad, dado su carácter humanizador, social, ético y como motor del compromiso personal con la solidaridad, la justicia y la igualdad.

Porque “La familia SÍ importa”, “Por el derecho a una madre y un padre”, “Por la libertad”:

Comprometidos con los anteriores principios Pedimos a los poderes públicos, a los grupos sociales y a cada ciudadano el respeto responsable y activo hacia el contenido de este manifiesto; y convocamos a todos los ciudadanos a manifestarse desde la Plaza de Cibeles hasta la Puerta del Sol de Madrid el 18 de junio a partir de las 18 horas.

Los comentarios están cerrados.