GRIPE OBLIGA A HOSPITALIZAR EN FORMA PREVENTIVA AL PAPA

ROMA. 01 Febrero. (Agencias Internacionales) El Papa Juan Pablo II, aquejado desde el domingo 30 de enero de una fuerte gripe, está internado en la pieza reservada permanentemente para él en el Policlínico Gemelli de Roma, y no se encuentra en reanimación, informó el portavoz vaticano, Joaquín Navarro Valls. «El proceso gripal que sufre Juan Pablo II desde hace tres días se ha complicado esta noche con una laringotraqueítis aguda y una crisis de laringoespasmo. Por este motivo se ha decidido su urgente hospitalización, que se produjo a las 22:50 horas local (21:50 GMT, 18:50 de Chile)», afirmó Navarro en un comunicado. El Pontífice, de 84 años, fue trasladado al hospital romano después que durante la tarde de este martes se confirmó desde la Santa Sede que su estado no revestía especiales problemas y que incluso le había desaparecido la fiebre que le afectó el domingo 30 de enero, pese a que persistía la tos. Poco antes, el portavoz vaticano, Joaquín Navarro Valls, dijo que el Papa padecía «un proceso gripal caracterizado por esos síntomas tan bien conocidos por millones de italianos en estas fechas» y que debido a ello «han sido aplazadas las actividades previstas para los próximos días». «En estos momentos -agregó- no se puede prever cuántos días durará esta situación, pero lógicamente será un aplazamiento por breve espacio de tiempo», añadió Navarro La laringotraqueítis es un proceso inflamatorio de las vías respiratorias más importantes en la región subglótica (entre las cuerdas vocales y la tráquea), aunque pueden estar involucrados también los bronquios. Mientras que el laringoespasmo es una obstrucción completa de la vía aérea.

Los comentarios están cerrados.