Grito de alarma desde el este del Congo

Bukavu (Agencia Fides) – “Se sigue hablando de paz, pero los congoleños son ultrajados por el hecho de que las escuelas de Kanyabayonga (localidad del Kivu, en el este de la República Democrática del Congo) han sido transformadas en cuarteles de los militares rebeldes» dice a la Agencia Fides, una fuente de la Iglesia local de Bukavu, capital del sur Kivu, la principal región del Congo oriental afectada por la revuelta de algunas unidades militares ligadas a la guerrilla del RCD-Goma (Unión congoleña por la Democracia). Mientras la República Democrática del Congo se prepara este año a sus primeras elecciones realmente libres, partes de su territorio todavía huyen del control del Estado» refieren las fuentes de Fides. «A pesar de los acuerdos de paz que han dado vida a un gobierno de unidad nacional del que forman parte también representantes de la guerrilla, no se ha logrado todavía crear un ejército unificado, porque las unidades militares formadas por ex guerrilleros no responden a los órdenes de la cadena de mando jerárquico, enfrentándose con los militares que permanecen fieles al gobierno. Es una situación insostenible, sobre todo ahora que nos acercamos a las elecciones previstas en primavera» explican nuestras fuentes. Pero la fecha de las elecciones, es puesta en tela de juicio precisamente por el vice presidente de la Comisión electoral independiente, que definió como «irreal» la fecha prevista (mayo-junio del 2005. Ver Fides 11 de enero del 2005). «Las motivaciones aducidas por quienes consideran necesario posponer las elecciones son creíbles» comentando las fuentes de Fides. «Efectivamente, todavía faltan los censos electorales y no hay ninguna ley electoral ni la nueva Constitución. Sin embargo, a la población le cuesta comprender estas motivaciones de carácter técnico, y teme que desplazar las elecciones signifique hacer el juego a quien quiere llevar de nuevo el país al caos.» Para agravar aún más la preocupación de la población congoleña, existen noticias de reuniones y encuentros tenidos por los jefes disidentes militares, Julus Mutebusi y Laurent Nkunda, junto a algunos exponentes políticos congoleños en los países colindantes, que apoyan la guerrilla congoleña. «La impresión general compartida por la mayor parte de la gente es que en esas reuniones se habla más de guerra que de paz» afirman nuestras fuentes. «En Bukavu, la situación continua en calma, aunque hay algunos temores por la ceremonia del próximo domingo, 16 de enero, que se tendrá en el estudio de la ciudad, para la toma de posesión del nuevo Arzobispo Mons. François Xavier Maroy» dicen las fuentes de Fides, que explican: “Se trata de un acontecimiento importante para la ciudad que atraerá a numerosos fieles. Sólo esperamos que algunos malintencionados no lo usen como ocasión para sembrar el caos». (L.M) (Agencia Fides 12/1/2005 Líneas: 35 Palabras: 472)

Los comentarios están cerrados.