¡El Papa de nuevo en el balcón del Angelus!

Nada más asomarse al balcón pronunció un débil «queridos hermanos y hermanas, bienvenidos», dirigido a los miles de fieles presentes en la plaza vaticana, para rezar el Angelus. Después, el «número tres» del Vaticano, el arzobispo argentino, Leonardo Sandri, leyó el texto preparado. Juan Pablo II impartió la bendición en el ángelus y al final del rezo deseó a los miles de fieles, entre ellos numerosos españoles, un «buen domingo» y dio las «gracias». En el texto leído por Monseñor Sandri, agradeció el afecto que le han mostrado los fieles durante los nueve días que estuvo hospitalizado en el Policlínico Gemelli de Roma, les pidió que recen por él y reiteró, de manera indirecta, que seguirá al frente de la Iglesia mientras Dios quiera. «Necesito siempre vuestra ayuda ante el Señor para cumplir la misión que Jesús me ha confiado», afirmó el Obispo de Roma en el texto leído por Sandri. Los fieles, reunidos bajo su ventana, estallaron en aplausos al ver al Papa.

Los comentarios están cerrados.