La Cripta del Papa se abrirá mañana.

El Vaticano ha decidido finalmente posponer hasta mañana la apertura de la gruta vaticana en la que está enterrado Juan Pablo II. Hoy serán los cardenales los que visiten el lecho donde yace el Papa, tras la celebración de la cuarta misa de novenario. El portavoz de la Santa Sede, Joaquín Navarro Valls, confirmó ayer que la cripta se abrirá al público a las siete de la mañana, en previsión del interés con el que la noticia será encajada por miles de católicos, que volverán a hacer cola en San Pedro. La decisión la adoptaron los 134 cardenales que ayer participaron en la congregación general y que tomaron decisiones relacionadas con la intendencia del cónclave, incluidos los gastos y la identidad de los purpurados que asistirán al camarlengo. Según su deseo, Juan Pablo II fue sepultado en una sencilla tumba en el suelo recubierta sólo por una lápida de mármol blanco con su nombre y las fechas de su nacimiento y muerte en letras doradas, en el mismo lugar que ocupó Juan XXIII hasta su beatificación en el 2000.

Los comentarios están cerrados.