La Familia y la sociedad

Jesús Domingo Martínez
Con motivo II Congreso Nacional de la Familia en Ecuador, Benedicto XVI ha enviado un mensaje "la familia, nacida del pacto de amor y de la entrega total y sincera de un hombre y una mujer en el matrimonio, no es una realidad privada, encerrada en sí misma. Ella por vocación propia presta un servicio maravilloso y decisivo al bien común de la sociedad y a la misión de la Iglesia".
 Y añade "la sociedad no es una mera suma de individuos, sino el resultado de relaciones entre las personas, hombre-mujer, padres-hijos, entre hermanos, que tienen su base en la vida familiar y en los vínculos de afecto que de ella se derivan".

Por eso, El Santo Padre urge a que "surjan por doquier medidas eficaces, planteamientos serios y atinados, así como una voluntad inquebrantable y franca que lleve a encontrar caminos para que todos tengan acceso a un trabajo digno, estable y bien remunerado, mediante el cual se santifiquen y participen activamente en el desarrollo de la sociedad, conjugando una labor intensa y responsable con tiempos adecuados para una rica, fructífera y armoniosa vida familiar".

 Debemos esforzarnos de veras en construir familias arraigadas en la verdad para así afianzar sociedades más ricas y espirituales. El desarrollo del ser humano apoyado en la familia fomenta el desarrollo de las sociedades.

Fuente: Forum Libertas

Los comentarios están cerrados.