Los mecenas del aborto en Perú

El Plan Nacional de Igualdad de Género, elaborado en la gestión de la exministra García Naranjo, se presentará al Ejecutivo en febrero.
REDACCIÓN HO / PRI, por Steve Mosher.-  Hace un mes, feministas infiltradas en el Ministerio de la Mujer presentaron ante los medios de comunicación el Plan Nacional de Igualdad de Género, elaborado durante la gestión de la exministra García Naranjo y que se presentará al Ejecutivo en el mes de febrero.
Es bueno destacar  los organismos que financian el controvertido Plan, pues no es sorpresa verlos promoviendo este tipo de políticas en países iberoamericanos como Perú con el único objetivo de promover el control de la natalidad y la destrucción de la familia.
Pero aún resulta más interesante para nosotros, cuando descubrimos en esta denuncia del PRI que como destacado mecenas figura en Gobierno español, a través de la Embajada y de la Oficina Técnica de Cooperación (AECID): herencia del Proyecto Zapatero que el nuevo gobierno de Mariano Rajoy, y en concreto el titular de Exteriores José Manuel García-Margallo, están llamados a corregir, y con especial urgencia, pues no es el primer caso que encontramos, y acaba de destaparse el saco. Recientemente denunciamos, por ejemplo, como gracias a fondos de Finlandia y España y a través de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, se financia la imposición del aborto en Iberoamérica, profundizando en la tiránica reingeniería social y a costa del hostigamiento a los centros sanitarios católicos, que se rebelan a sus imposiciones ideológicas y contrarias a la vida. 
¿Qué es El Plan Nacional de Igualdad de Género?
 
A pesar de tener un nombre muy sugestivo, las feministas lo presentaron en diciembre último, como la solución para "cerrar las brechas de desigualdad a favor de más mujeres peruanas", refiriéndose sólo al analfabetismo, las trabajadoras del hogar, violencia contra la mujer, entre otras cosas. Asimismo dicho Plan tiene como objetivo articular de manera trasversal y obligatoria con otros ministerios, como políticas de Estado.
 Este Plan debería responder a una ley marco que le da sentido y sustento jurídico, es decir el "Plan Nacional de Igualdad de Género” debería responder a la “Ley de Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres” (aprobada en el 2007) y es aquí donde está la trampa, porque ambos son completamente distintos.
Por ello, el sentido original de transversalizar la “igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres” en todas los sectores del Estado se ha convertido en transversalizar la “Igualdad de género” incluyendo con ello el reconocimiento de categorías no aceptadas en el ordenamiento jurídico vigente de Perú como: “diversidad sexual”, “identidad de género”,“derechos sexuales y reproductivos” e incluso la aprobación del “protocolo de aborto terapéutico” y la“despenalización del aborto”, entre otros.
Es decir, utilizaron la ley de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres como pretexto para introducir su propia agenda ideológica. Pero la escandalosa manipulación de las feministas no queda allí. Ellas afirman que el Plan ya no habla de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, sino de una transformación del sistema sexo-género (ideología de género).
 Y aseguran que el Plan ahora éste se basa en instrumentos internacionales "vinculantes" como el Comité para la eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer, CEDAW. Con lo cual, para ellas la ley que da origen a este plan y sustento legal, ya no es importante. Ese lugar preponderante lo toman las recomendaciones del mencionado Comité, refiriéndose a éstas como vinculantes cuando en realidad no lo son.

Los comentarios están cerrados.