MARTIRES DEL 2004

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – Según los datos en posesión de la Agencia Fides, en el año 2004 han perdido la vida de modo violento 17 personas entre sacerdotes, religiosas y laicos. Como siempre últimamente, el número no se refiere solo a misioneros ad gentes en sentido estricto, sino a todo el personal eclesiástico asesinado de modo violento o que ha sacrificado la vida consciente del peligro que corría, por no faltar al propio compromiso de testimonio y apostolado. Algunos de estos «mártires» han sido encontrados horas o días después de la muerte, a menudo han sido víctimas – al menos en apariencia – de agresiones, atracos y robos perpetrados en contextos sociales de particular violencia y pobreza. Respecto a los lugares donde se han registrado el mayor número de víctimas en primer lugar se encuentra África: Burkina Faso, Uganda, Burundi, Sudáfrica, Kenia, Chad han visto correr la sangre de 4 sacerdotes, un religioso y una religiosa. El continente americano ha visto la muerta violenta de cuatro sacerdotes. Tres de ellos, en México y Guatemala, trabajaban en contextos de particular deterioro humano y social. Él último, asesinado en Chile, es un misionero italiano que había pasado toda su vida en esa nación hasta llegar incluso a tomar la nacionalidad de ese país. Fue asesinado en la catedral, justo al acabar de celebrar la Misa por un joven perteneciente a una secta. El continente asiático parece vivir de modo particular las tensiones de los fundamentalistas: son 3 los jóvenes católicos pakistaníes golpeados y heridos hasta la muerte con falsas acusaciones o con el objetivo de hacerles abjurar de su fe y en India un sacerdote fue encontrado muerto, después de haber recibido amenazas de hacer proselitismo solo porque había visitado a familias hindúes, dónde era bien acogido. No podemos olvidar la larga lista de católicos asesinados en Irak (ver Fides del 16/10/2004) o tantos «testigos desconocidos de la fe» en todos los rincones del planeta, de los que quizá nunca tendremos noticia. La Agencia Fides está por tanto agradecida a todos aquellos que quieran señalar cualquier actualización o corrección al Martirologio de este año o de años anteriores.

Los comentarios están cerrados.