MENSAJE PARA LA FIESTA BUDISTA DE VESAKH

(VIS).-El Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso ha publicado hoy su mensaje anual a los budistas con motivo de la fiesta de Vesakh 2005. El mensaje, escrito en inglés, está firmado por el arzobispo Michael Fitzgerald, presidente de ese dicasterio. Vesakh es una fiesta móvil que conmemora acontecimientos decisivos en la vida de Gautama Buda. El arzobispo recuerda que este año se celebra el 40 aniversario de la declaración «Nostra aetate» del Concilio Vaticano II sobre las relaciones de la Iglesia católica y las otras religiones, donde se afirma que «la Iglesia Católica no rechaza nada de lo que en estas religiones es verdadero y santo. Así, los budistas y los católicos se han podido encontrar, en un espíritu de apertura, sinceridad y respeto recíproco, comprometiéndose de diversas maneras en el diálogo». Donde cristianos y budistas viven y trabajan juntos, dice el mensaje, «el diálogo de vida les consiente, mientras dan testimonio de la religión a la que pertenecen, profundizar en el conocimiento mutuo, fomentar la buena voluntad y promover un espíritu de vecindad. Se ha credo así un lazo particular entre un determinado número de monjes y monjas budistas y católicos». El arzobispo Fitzgerald subraya que «en ningún lugar como en los países del sur y del sudeste asiático, que el 26 de diciembre de 2004 fueron víctimas del terremoto y después del tsunami, se advierte la necesidad de colaborar con tanta fuerza. (…) Los largos tiempos necesarios para la reconstrucción requieren también que prosiga esta solidaridad interreligiosa, (…) al igual que en tantas otras situaciones es necesario la cooperación entre todas las personas de buena voluntad». «En la fiesta de Vesakh de este año -concluye-, habrá muchas familias que han perdido algunos de sus miembros. Quiero asegurarles que sus seres queridos no serán olvidados, sino recordados en nuestras oraciones».

Los comentarios están cerrados.