México: Obispos preocupados por inseguridad.

Los prelados resaltaron la importancia de que desde la familia se mantenga la unidad, como principio para evitar que alguno de sus miembros se desvíe por el camino de la delincuencia. Los obispos Renato Ascencio, de Ciudad Juárez, Chihuahua; Felipe Arizmendi, de San Cristóbal de las Casas, Chiapas y Alejo Zavala, de Tlapa, Guerrero, alertaron sobre el incremento de la inseguridad y la descomposición de los valores, principalmente ante el crecimiento del narcotráfico. Desde hace unas semanas, entre los obispos existe inquietud entorno al clima de inseguridad que se vive en el país. Hace unos días el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Sergio Obeso, señaló que “los escenarios que los obispos vislumbramos desde hace algún tiempo se manifiestan poco halagadores”. Entre otras cosas, por el avance del crimen organizado y la impunidad, además de que es cada vez más evidente la pobreza y la exclusión, el desempleo y la dificultad para recuperar el poder adquisitivo del salario de los trabajadores, la migración y la desolación en el campo. El obispo de Ciudad Juárez, Renato Ascencio, informó que fortalecerá las acciones pastorales ante los crímenes de mujeres en esa ciudad. El obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi, a través de un mensaje, destacó que “no han disminuido la corrupción, el narcotráfico y la violencia”, y que es creciente la degradación de las costumbres”.

Los comentarios están cerrados.