»Mons. Locati era una persona recta y honesta que siempre defendió la justicia’

(Agencia Fides) – «Mons. Luigi Locati fue un gran pionero en su Diócesis» afirma el P. Eugenio Ferrari, misionero del Consolación y Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias de Kenia, en un testimonio envido a la Agencia Fides sobre la muerte de Mons. Luigi Locati, Vicario Apostólico de Isiolo al Norte de Kenia asesinado anoche en una emboscada. «Yo lo conocí cuando llegué el primer día a Kenia» escribe el P. Ferrari. «Hice el viaje con él en Land Rover y me llevó a su casa de Isiolo. Para mí era todo nuevo. Me impresionó la sencillez de su vivienda y como conocía a su gente. Puedo afirmar que aún cuando fue nombrado Obispo continuó con su estilo de vida. Una persona recta y honesta que siempre defendió la justicia. Tuve ocasión de visitarlo en su sede y almorzar con él. Me hizo ver su episcopio, bonito pero pobre y sencillo.» Por lo que respecta a las circunstancias de la muerte, el Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias de Kenia recuerda que «Mons. Locati ya había recibido amenazas de muerte. Por ello, por la tarde se movía con dos guardas. La dinámica de su asesinato parece sea ésta. Mientras salía con los dos guardas del centro pastoral hacia su casa en torno a las 20 hora local, aparecieron tres hombres no se sabe de dónde, que dieron un garrotazo a un guarda y luego a Mons. Locati en la espalda. El Obispo cayó derribado a tierra. Los asaltantes se acercaron más y le dispararon a la cabeza y después a la garganta. No murió en el cato sino después de una hora aproximadamente. Por ello, se comprende que fue una verdadera ejecución. Todo parece estar relacionado con lo que sucede en Marsabit desde hacia algunos días. Él habría sido acusado de ayudar más a una etnia que a otra. Puedo afirmar que este no es verdad. Espero que en pocos días se aclaren los motivos de este crimen».

Los comentarios están cerrados.