Los arzobispos de Barcelona y Tarragona, Lluís Martínez Sistach y Jaume Pujol, han encontrado «muy mejorado de salud» al papa Juan Pablo II, tras las audiencias privadas que el Pontífice ha mantenido con ellos, con motivo de la visita «ad limina» que parte del Episcopado Español realiza en Roma. Monseñor Jaume Pujol, que está iniciando su ministerio episcopal, ha destacado que ha encontrado al Papa «muy cariñoso» y «mejor de lo que dicen los periódicos». El arzobispo de Tarragona comentó que su Santidad Juan Pablo II pide, bromeando, que sus asistentes le den algunos periódicos «para ver cómo estoy de salud». El arzobispo Martínez Sistach, recibido junto con su Obispo Auxiliar, por el Santo Padre, ha manifestado que su Santidad ha estado «muy acogedor» y «atento» a la conversación, centrada en la comunidad diocesana de Barcelona y en el ministerio episcopal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *