Muere Obispo de la iglesia católica clandestina China

El obispo Zhang Bairen de la Iglesia Católica Romana, clandestina en China, murió a los 90 años de edad por una insuficiencia cardíaca, en la ciudad de Hanyang. Monseñor Zhang, quien pasó 24 años en prisión por su lealtad al Papa de Roma, era también conocido como Peter Chang en su diócesis de Hanyang, en la provincia china norteña de Hubei. Licenciado en teología en el Pontificio Collegio Urbano de Roma, se ordenó sacerdote en 1942 y, tras su regreso a China, se negó a entrar en la Iglesia Patriótica China y negar al Papa, por lo que estuvo encarcelado entre 1955 y 1979. El régimen chino, que cortó relaciones diplomáticas con el Vaticano en 1951, ilegalizó entonces el culto fiel a Roma y obligó a los fieles a estructurarse en diócesis de la Iglesia Patriótica China, que sobrevive hasta hoy. Pero la persecución y la represión contra el catolicismo vaticano no surtió el efecto deseado y, en la actualidad, unos 12 millones de fieles profesan su fe en la clandestinidad, reuniéndose en casas-iglesias y comunicándose con Roma de forma ilegal. La Iglesia Católica Patriótica China, por su parte, tiene unos 5 millones de seguidores.

Los comentarios están cerrados.