Niñas secuestradas para servir a la guerrilla.

Gulu (Agencia Fides) – «La tragedia de las niñas secuestradas de los rebeldes la vivimos todos los días» dice a la Agencia Fides el p. Tarcisio Pazzaglia, misionero comboniano que trabaja en el Norte de Uganda dónde desde hace años arrecia el ejército de Resistencia del Señor (LRA) tristemente famoso por el empleo de niños soldado. El misionero conoce bien el fenómeno porque administra un internado que hospeda a 260 niños que han huido de la guerrilla. Se trata de niñas y niños que han sido acogidos en familia pero que vienen a nosotros porque sus padres no tienen los medios para sustentarlos. Nosotros les ofrecemos alojamiento y comida y la posibilidad de frecuentar la escuela, desde la elemental hasta el bachillerato» dice el misionero «Las niñas son secuestradas a 7, 8 años y generalmente son empleadas como sirvientas, obligada a cocinar, a recoger leña y agua para los guerrilleros. Generalmente no padecen abusos sexuales, pero una vez que llegan a la pubertad, las jovencitas son obligadas a casarse con uno de los jefes de la guerrilla» dice el misionero. «Las condiciones de las «mujeres» de los guerrilleros es muy triste. Las chicas que han logrado escapar cuentan de continuas fugas para huir de la caza a la que les someten los guerrilleros, de haber padecido hambre y sed durante días enteros. Y luego del celos de las otras mujeres, porque los guerrilleros toman al menos 3 ó 4 compañeras. La más joven se convierte en la sirviente de las más ancianas» cuenta al misionero. «Las chicas que logran huir y vuelven a sus aldea generalmente son bien acogidas, pero se las mira con compasión y también con sospecha: muchos se preguntan si han contraído el SIDA» dice el p. Tarcisio. La dramática situación de las niñas soldado es objeto de la relación «Forgotten Casualties of War: Girls en Armed Conflict» (Las víctimas olvidadas de la guerra: las jovencitas en los conflictos armados) de la organización humanitaria Save the Children. Según la relación, mientras el problema de los niños-soldado es conocido, el hecho de que muchas niñas se vean implicadas en los conflictos ha sido hasta ahora ignorado. Save the Children, afirma que de los 300.000 niños que se piensa hayan sido reclutados por los grupos armados, cerca del 40% está compuesto por niñas y chicas. Los países más afectados por este crimen son Uganda, Congo y Sierra Leona, dónde niñas desde los ocho años en adelante son alejadas de sus familias y obligadas a trabajar por los grupos armados, algunos como combatientes, otras como cocineras y asistentes. Sólo en Uganda son 6.500 las niñas secuestrados por los rebeldes del ejército de liberación del Señor, mientras que otras 12.000 se cree son obligadas a entrar en organizaciones armadas en la República Democrática del Congo. En Sri Lanka, hay 21.500 niñas implicadas en conflictos, «pero no debemos desesperar sino trabajar por recuperar a las víctimas de estas violencias» dice el misionero. «Precisamente entre los catecúmenos de mi misión tengo a dos jóvenes de 18 y 20 años que estuvieron secuestrados a la edad de 7 y ahora quieren reintegrarse en la sociedad civil» concluye el p. Tarcisio. (L.M) (Agencia Fides 26/4/2005 Líneas: 38 Palabras: 540)

Los comentarios están cerrados.