Nigeria se enluta por atentado terrorista en una Parroquia Católica
"Ahora tenemos 20 muertos en la doble explosión", dijo bajo anonimato un responsable de los servicios de rescate. "Las bombas ocultas en dos coches explotaron frente a esta iglesia", explicó.
Kaduna, Nigeria.- Al menos 20 personas murieron este domingo de Pascua en un ataque con dos carros bomba frente a una iglesia de Kaduna, en el norte de Nigeria, país donde se produjeron numerosos ataques islamitas en los últimos meses. 
El grupo islamita nigeriano Boko Haram llevó a cabo una serie de ataques contra iglesias y otros lugares en la Navidad de 2011. El más sangriento se produjo contra una iglesia cristiana cerca de la capital federal Abuya, dejando 44 muertos, informó AFP. 
El papa Benedicto XVI condenó el ataque en Nigeria durante su mensaje de Pascua "urbi et orbi" pronunciado este domingo desde el balcón de la basílica de San Pedro del Vaticano. 
"A Nigeria, que en los últimos tiempos fue escenario de ataques terroristas sangrientos, que la alegría pascual le infunda las energías necesarias para empezar de nuevo a construir una sociedad pacífica y respetuosa de la libertad religiosa de sus ciudadanos", dijo. 
Tras las explosiones, se instaló rápidamente un cordón de seguridad. 
"Mientras estábamos en el sitio, se llevaron dos cadáveres en un vehículo con diez heridos. Las operaciones de rescate estaban en curso, y unos policías y unos soldados que establecieron un perímetro de seguridad nos echaron", indicó un habitante. 
"Desde mi balcón pude ver a policías transportando a los muertos y heridos en vehículos", confirmó otro habitante contactado por teléfono. 
El presidente nigeriano Goodluck Jonathan, cuyo gobierno afronta una insurrección islamita que causó más de mil muertos desde 2009, se dirigió el sábado al país para animarlo a afrontar los desafíos del momento. 
"Mi mensaje a la Nación es que debemos seguir teniendo fe en nuestra capacidad colectiva de superar todos los desafíos actuales. En tanto como  pueblo creyente nunca debemos caer en la desesperanza", dijo en su mensaje de Pascua el presidente Jonathan, un cristiano del sur de Nigeria. 
Las autoridades nigerianas habían aumentado la seguridad en todo el país para prevenir ataques de los islamitas de Boko Haram durante las fiestas de Pascua. 
"Prevén ataques durante el fin de semana santo, durante las celebraciones de Pascua, y por esa razón hemos intensificado nuestras operaciones", dijo el miércoles a la prensa el teniente Iweha Ikedichi, portavoz de una fuerza especial desplegada en Kano, una gran ciudad del norte del país, donde se temían atentados. 
La insurrección del grupo Boko Haram en el norte de Nigeria, cada vez más sangrienta, no da señales de amainar, pese al intento el mes pasado de entablar un diálogo indirecto con el gobierno. 
imageRotate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *