Obispos chilenos y los indígenas

El presidente de la Conferencia Episcopal Chilena (CECh), junto con el cardenal arzobispo de Santiago y los obispos de Temuco y Villarrica, visitaron el pasado jueves 23 de abril el Liceo Técnico Guacolda, de Cholchol, una iniciativa del Instituto Indígena que presta un servicio a 427 alumnos, en su mayoría de familias de origen mapuche.

Para expresar su cercanía y afecto hacia las comunidades mapuche a través de estos jóvenes que reciben formación intercultural en Cholchol, los cuatro obispos se trasladaron desde el seminario mayor San Fidel, de Padre Las Casas, donde sesionaba la 97ª Asamblea Plenaria del Episcopado, hasta el Liceo Técnico Guacolda, en la localidad de Cholchol.

Hasta el lugar llegaron el obispo de Rancagua y presidente de la CECh, monseñor Alejandro Goic; el arzobispo de Santiago, cardenal Francisco Javier Errázuriz; el obispo de Villarrica, monseñor Francisco Javier Stegmeier; y el obispo de Temuco, monseñor Manuel Camilo Vial. Fueron recibidos en el lugar por Juan Jorge Faúndez, secretario ejecutivo de la Fundación Instituto Indígena, por la directora del establecimiento, Erna Beltrán, y por la comunidad de funcionarios y estudiantes. El Liceo Técnico Guacolda es un establecimiento de excelencia académica que atiende a 427 jóvenes, en su mayoría integrantes de familias mapuche de distintas localidades, esencialmente rurales. En este colegio, de la Fundación Instituto Indígena, los alumnos reciben formación técnico profesional intercultural, en los ámbitos de la gastronomía y la salud, entre otros.

En el día del Libro, los pastores recorrieron una muestra de textos y dialogaron con los estudiantes en el mismo salón donde se efectuaba la exposición.

Monseñor Goic expresó, en nombre de todos los obispos, un saludo muy cariñoso a los estudiantes, a los profesores y demás funcionarios del colegio. «Pido al Señor que bendiga este hermoso proyecto», dijo el obispo de Rancagua.

El cardenal Errázuriz se manifestó muy alegre de estar en el colegio y valoró el gran espíritu religioso de las familias mapuche que a él, como pastor de Santiago, le corresponde acoger en las parroquias de la arquidiócesis.

Monseñor Vial, por su parte, explicó que los obispos, estando en la región de la Araucanía, quisieron estar presentes de esta forma junto a las comunidades originarias de la zona. «La Conferencia Episcopal quiere expresarle al pueblo mapuche la solidaridad, el cariño y la estima que nosotros le tenemos, y lo quisimos manifestar en forma sencilla en esta visita».

A su vez, monseño Stegmeier agradeció la aceptación que sintió en las diócesis de la Araucanía y destacó que los pastores están al servicio de las personas para mostrar a Jesucristo y lograr una convivencia más fraterna.

Los directivos de la comunidad educativa le hicieron entrega a los obispos de un tejido elaborado por una hermana mapuche de Freire, obsequio que los pastores recibieron y agradecieron con emoción.

Posteriormente, los pastores recorrieron las dependencias del establecimiento: conversaron con el curso Primero C durante su clase de Inglés, presenciaron prácticas de vacunación en la enfermería donde se enseña la Salud, luego conocieron la cocina donde se practica la gastronomía y los modernos laboratorios de idioma, donde los jóvenes cultivan el Mapudungun y aprenden el Inglés.

A su regreso, los cuatro obispos compartieron con sus hermanos de la Conferencia Episcopal su alegría por esta fecunda visita.

Los comentarios están cerrados.