OEA: OTRO ATAQUE A LA IGLESIA

Graves expresiones: “La libertad religiosa es un derecho individual; sólo el ‘Estado laico’ garantiza la libertad religiosa. La defensa del Estado laico significa defensa de los derechos individuales, como el derecho al aborto, y debe ser una defensa intransigente; es defender la democracia, la ciudadanía y los derechos humanos, incluso por parte de la Iglesia Católica, declaró la feminista Leila Linhares Barsted, que fue nombrada esta semana presidenta del Comité de expertas para el seguimiento y monitoreo de la convención interamericana de Belém do Pará, para erradicar la violencia contra la mujer. El comité se desenvolverá como un ente oficial de la Organización de Estados Americanos (OEA), su primera reunión se realizó entre el 22 y el 25 de agosto pasado. “En este sentido -continuó- el Estado brasilero adoptó una posición muy poco ‘laica’, porque no cumple con la separación entre la iglesia y el estado que garantiza la Constitución. En el tema de los derechos sexuales y reproductivos ha cedido a la presión de las iglesias, especialmente de la Iglesia Católica”. Mons. Odilo Scherer, secretario general de la Conferencia Episcopal de Brasil, contestó a Barsted diciendo que la Iglesia, como una de las instituciones existentes en el ámbito de un estado laico, “cumple con su deber de manifestarse públicamente en defensa de todo ser humano, sobre todo defendiendo el derecho a la vida de los más frágiles e indefensos. Por eso, apelamos a los poderes constituidos para que ese derecho sea tutelado y asegurado a todos. Respaldan esta la intervención de la Iglesia los principios constitucionales de Brasil. El derecho a la vida no puede ser comparado con los derechos individuales como la libertad de culto, esa argumentación va contra la lógica jurídica de los derechos humanos”.

(Texto completo en «Contenidos»)

Los comentarios están cerrados.