Oración por la Vida Contemplativa

Convocada por la Conferencia Episcopal Española (CEE), este 30 de mayo -día de la Santísima Trinidad- se realizará en España la jornada «Pro Orantibus» que tiene como fin orar en favor de los religiosos y religiosas de vida contemplativa, como un reconocimiento a ellos, así como promover la vida de oración y la dimensión contemplativa de las Iglesias particulares.

«Los monjes, las monjas y la vida eremítica ofrecen a la comunidad cristiana y al mundo de hoy, necesitado más que nunca de auténticos valores espirituales, un anuncio silencioso y un testimonio humilde del misterio trinitario (…) Con su existencia, configurada con Cristo, nos invitan a reconocer el valor de la oración y muy especialmente de la adoración eucarística», cita parte el material que el Episcopado Español ha preparado con motivo de la jornada, y que fue dado a conocer por la CEE en su página web.

 

«¡Venid adoradores!, la vida contemplativa un cenáculo eucarístico»

Este año la jornada tiene como lema «¡Venid adoradores!, la vida contemplativa un cenáculo eucarístico» -tema que coincide, además, con el Congreso Eucarístico Nacional que se realizará en Toledo, España, del 27 al 30 de mayo- para resaltar el valor que la Eucaristía tiene en los consagrados en opción contemplativa, quienes «hacen de esto una particular profesión de vida y amor», como señala Mons. Jesús Sanz Montes, Arzobispo de Oviedo y Presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, en un mensaje dado a conocer por la CEE con ocasión de «Pro Orantibus».

 

Mons. Sanz Montes, haciendo nuevamente referencia al significado de la Eucaristía en los contemplativos, dice que este estilo de vida en oración, «lejos de ser un mutismo o una huida, se convierte en la condición para poder vivir y poder luego testimoniar el amor de toda la Iglesia hacia Jesús en la Eucaristía, que los hermanos y hermanas contemplativos saben vivir calladamente en el escondimiento de su ofrenda al Buen Dios».

 

Igualmente, aprovechando el contexto de la celebración, el Arzobispo de Oviedo invitó a los fieles a reflexionar e imitar este estilo de vida: «con nuestros contemplativos en sus cenáculos, vayamos también todos los demás que hemos sido llamados a otras encomiendas dentro de la Iglesia y de la sociedad, a postrarnos ante Jesús, amemos su Presencia, amando al mismo tiempo todo y a todos los que Él ama».

 

«Sacramentum caritatis»

 

Esta jornada de oración por la Vida Consagrada Contemplativa, también, es una invitación a reflexionar en la Exhortación Apostólica Postsinodal «Sacramentum caritatis», que Benedicto XVI realizó sobre la Eucaristía, «fuente y culmen de la vida y de la misión de la Iglesia», en febrero de 2007.

 

En ella el Santo Padre expresa su «admiración y apoyo a los Institutos de vida consagrada cuyos miembros dedican parte importante de su tiempo a la adoración eucarística», y anima a las asociaciones de fieles y Cofradías a que sean «fermento de contemplación para toda la Iglesia (…) llamada a la centralidad de Cristo para la vida de los individuos y de las comunidades».

 

Los comentarios están cerrados.