Papa alienta a reconocer el papel de la mujer en la sociedad

Roma, 15 (NE – eclesiales.org) “Reconocer el papel que corresponde a la mujer en la sociedad contribuye a tutelar los valores de la familia, de la vida y de la paz”. Así lo destacó el Papa Juan Pablo II, en la carta enviada a la superiora general de las Religiosas del Divino Amor, con motivo del tercer centenario de esta familia religiosa, que se celebrará el 13 de septiembre de 2005. En esa fecha, en 1705, el cardenal Marco Antonio Barbarigo, obispo de Montefiascone y Corneto, fundó la Congregación del Divino Amor. En su carta, el Santo Padre recuerda la vida del cardenal y su obra de evangelización, catequesis y reforma eclesiástica, así como la celebración de sínodos diocesanos. El Santo Padre recuerda asimismo que «hace ya tres siglos se dedicó a la promoción social de la mujer. Siguiendo sus huellas, vuestro instituto está llamado hoy a ayudar a las mujeres en dificultad a descubrir su dignidad según el proyecto de Dios y su vocación al amor. Reconocer el papel que corresponde a la mujer en la sociedad contribuye a tutelar los valores de la familia, de la vida y de la paz». «Vuestro carisma -prosigue- (…) os llama a ser testigos de la misericordia de Dios en cada situación. En particular, os exhorto a cultivar en vuestras casas el espíritu de acogida, abriéndoos a las necesidades de los demás para difundir el buen perfume de la caridad. (…) De la fuente divina obtendréis el calor de la caridad que estáis llamadas a transmitir a través de las diversas actividades de animación litúrgica, de catequesis, de formación en los oratorios juveniles, en las escuelas profesionales y en los laboratorios, de asistencia en las casas-familia para mujeres solas con hijos y en los centros de acogida y escucha para personas débiles y marginadas».

Los comentarios están cerrados.